COLOMBIA, A UN PASO DE TENER AMBIENTE LIBRE DE PLOMO

A cuarto y último debate pasa proyecto de ley que implementa medidas para regular el uso del plomo en todo el país.

El plomo (PB) es un metal considerado altamente tóxico, que puede ser absorbido a través del tracto respiratorio, gastrointestinal o la piel.

En los niños la capacidad de absorción del plomo es mayor debido a que su sistema nervioso se encuentra aún en desarrollo.

La Comisión Séptima de la Cámara de Representantes aprobó en tercer debate el proyecto de ley que busca regular el plomo en Colombia y prevenir la intoxicación por la exposición a este elemento, especialmente en niños, niñas y adolescentes.

La iniciativa, de autoría de la senadora Nadia Blel, busca que los niños crezcan y se desarrollen en espacios libres de plomo, y evitar así casos como el registrado el pasado 28 de noviembre en Cartagena, donde miles de juguetes de marcas reconocidas pintados con altas dosis de plomo pretendían ser comercializados para esta época decembrina.

“Con este proyecto de ley no sólo estamos ajustando la legislación nacional a los parámetros internacionales para garantizar la salud, especialmente de los niños, sino también estamos asegurándoles un buen desarrollo físico e intelectual fortaleciendo el seguimiento y control a aquellas empresas que comercialicen productos que contengan este elemento”, afirmó la senadora Nadia Blel.

El proyecto establece políticas que fijan límites para el contenido de este tóxico elemento en productos de uso cotidiano, pero sobre todo en artículos diseñados para su uso por niños y adolescentes como juguetes, útiles escolares, accesorios, ropa y otros artículos comercializados en el territorio nacional.

“Es importante agradecer a todos los partidos por su dedicado estudio en el análisis del contenido de esta iniciativa. Este proyecto fue concertado con todos los sectores, sumados a las entidades del Estado”, afirmó la presidente de la Comisión Séptima de Cámara, Norma Hurtado Sánchez, ponente de la iniciativa.

Cabe recordar que la intoxicación accidental por plomo puede llegar a generar en los niños trastornos cerebrales y comprometer órganos neurológicos en pleno desarrollo. La mortalidad es de un 25 por ciento y los menores de edad que sobreviven, quedan con secuelas neurológicas, como epilepsia, retardo mental, compromiso visual y sordera.

El proyecto de ley pasa ahora a su cuarto y último debate en la plenaria de la Cámara de Representantes.

2019. Partido Conservador Colombiano